Extrusión

[TRABAJO EN CALIENTE]

Extrusión directa

La extrusión directa es el proceso más habitual. En éste, la palanquilla a extruir es presionada por el vástago a través de la matriz. Como el material a extruir siempre está deformado al final de la matriz, la carga térmica y el desgaste en este punto son más elevados.

Al ser éste el proceso de extrusión más antiguo, todavía  hay contenedores sin sistema de control de temperatura. Las prensas modernas de extrusión directa viene equipadas con un sistema de control por zonas de temperatura. Algunas incluso disponen de un sistema de refrigeración, a pesar de que el contenedor pueda ser de dimensiones reducidas.

Extrusión indirecta

La extrusión indirecta ha ganado importancia durante los últimos años. En este proceso, el contenedor, con la palanquilla, es presionado directamente contra el vástago, resultando en una fricción casi insignificante, y reduciendo considerablemente la fuerza necesaria. La extrusión indirecta permite el uso de contenedores de grandes dimensiones.

Como el material extruido debe pasar a través del vástago, el diámetro del escariador condiciona los límites dimensionales de la extrusión. Para poder producir una amplia gama de productos, el vástago se acostumbra a diseñar con un escariador de grandes dimensiones el cual genera altas tensiones a compresión en el vástago. La mayoría de procesos de extrusión indirecta constan de contenedores de más de 1200 mm de largo con un sistema de control de temperatura multi-zona y sistemas de refrigeración estándar.

BW030_Aceros especiales para extrusión de tubos y barras_extrusion