Böhler M333 ISOPLAST: acabado superficial y resistencia a la corrosión superiores

 Quizá todavía no lo sepa, pero nuestros aceros están presentes en su vida cotidiana. Cuando tome una fotografía con su teléfono estará usando una lente fabricada con acero BÖHLER.

LOS DISEÑOS MÁS COMPLEJOS EXIGEN LAS MEJORES SOLUCIONES

La capacidad de adquirir alto nivel de brillo y pulido en la superficie de un acero ha sido siempre un factor decisivo en la elección del material que se empleará para el molde de inyección de plástico. Estos factores están implícitamente relacionados con los ciclos de producción y el tiempo de vida del utillaje.

Pero para lograr el máximo brillo posible necesitamos que la superficie del acero sea uniforme. Bien se trate de un frasco de perfume o del último modelo del reflector de la luz delantera de un automóvil, solo un molde fabricado con el acero adecuado podrá garantizar la producción de componentes que cumplan estas expectativas. La solución es un acero dirigido a las producciones más exigentes.

SMARTPHONES DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Cuando hablamos de teléfonos móviles y tabletas, uno de los aspectos más apreciados por los consumidores son sus pantallas. Concretamente el brillo y la definición de imagen que puedan llegar a ofrecer (el 98% de los usuarios valoran y utilizan las funciones de fotografía y vídeo) y es en este ámbito que los moldes de acero deben tener propiedades excelentes.

Los mejores moldes del mercado son los empleados en la producción de luces LGP (light guiding plates) y en componentes ópticos de cámaras de telefonía móvil, para los que es habitual inyectar PMMA (polymethil-methacrylate). Las lentes de la cámara fotográfica de cualquier teléfono necesitan de 5 a 8 componentes de alta precisión para poder tomar fotografías sin distorsiones. 

Para fabricar lentes con la superficie más pulida posible, necesitamos moldes de acero con la composición química necesaria para garantizar esa pulidez y su vida útil. Gracias a nuestro desarrollo de producto, un famoso proveedor de componentes para uno de los teléfonos móviles más conocidos del mercado, cliente nuestro, ha llegado a producir desde 2013 unos 231 millones de componentes.

DE LA IDEA AL ACERO

Nuestro equipo de I+D logró conjugar las condiciones ideales para crear un nuevo acero para moldes de plástico: alta pureza, resistencia a la corrosión y la mayor capacidad de pulido posible. Y el proceso empieza con la fundición en horno de arco eléctrico (EAF) para posteriormente eliminar los residuos no deseados a través de la refundición.

LA CLAVE ESTÁ EN LA REFUNDICIÓN

La tecnología de Refundición por Electroescoria (ESR) permite obtener aceros de la más alta pureza y calidad. El bloque de acero obtenido a través de la primera fundición es refundido de nuevo y transportado a través de una capa de escoria granulada formulada especialmente para este proceso. Esta capa actúa como un filtro dcapturando las inclusiones no metálicas. El equipo técnico de BÖHLER seleccionó este método al permitir la obtención de aceros más puros, logrando la inclusión de nitrógeno.

El resultado fue un acero resistente a la corrosión con alta capacidad de pulido, idóneo para obtener las superficies más lisas y precisas que los mejores fabricantes de molde de plástico necesitan.

El nuevo acero ESR, llamado M333 ISOPLAST, garantiza la obtención de moldes sin problemas de uso ni producción. Mientras tan solo el 50% de los moldes fabricados con aceros tipo 1.2083 ESR pueden usarse inmediatamente, en el caso de BÖHLER M333 ISOPLAST el porcentaje de primera tirada con éxito aumenta hasta el 98%. Además, para el pulido solo necesita un 40% del tiempo necesario con otros aceros.

El entorno competitivo actual obliga a acortar plazos de producción para la salida de un producto al mercado. Nuestro acero se adapta a la perfección a las necesidades de todos esos clientes que necesitan acortar su "time to market". La conductividad térmica de nuestro acero lo convierten en clave: los moldes pueden enfriarse más rápidamente y permitir ciclos de inyección más cortos que pueden llegar a incrementar la producción 20%.

MOLDEANDO EL FUTURO

Los estudios sobre los hábitos de consumo suelen indicar las futuras tendencias industriales. En una encuesta del 2005, el 50% de los participantes indicaron su deseo de tomar fotografías 3D con su móvil, incluyendo las cámaras frontales usadas selfies. LA demanda de componentes ópticos capacees de cumplir las expectativas altamente técnicas que este sector exige influye directamente en el acero con ele que se hará el utillaje.

El objetivo principal de los moldistas reside en que sus clientes obtengan el mejor resultado posible de sus moldes. Es por eso que les interesa mejorar la precisión de la superficie del molde, el tratamiento térmico y la conductividad térmica, siendo posible producir moldes multicavidad. Con los moldes actuales destinados a fabricar 12 componentes (como lentes de cámaras), la cifra podría aumentar hasta los 18 o incluso 24 componentes.



Si desea más información, consulte a nuestro equipo técnico comercial.

Puede visitar la página de Böhler M333 ISOPLAST y descargar su catálogo técnico.